¿Te gustaría cambiar tu vida a mejor?

Descarga el ebook gratuito con las 15 claves que cambiarán tu vida de forma radical.

Descargar

La falta de control emocional nos hace sufrir por amor.

¿Cuantas veces habrás experimentado el sufrimiento?

Si algo tiene esta vida es que todo tiene un precio, sobretodo si nos aferramos.

Cuanto más tienes, más puedes perder. Cuanta más felicidad te aporta algo, más sufrimiento te puede traer.

Entonces, podemos ver que toda magnitud nos es devuelta con la misma fuerza. Y como no, esto también es así en el amor.

Habrás tenido buenos momentos, de hecho, de los mejores de tu vida. Desgraciadamente, luego también habrán venido los peores y ahora no puedes dejar de sufrir por amor.

¿Por qué sufrimos?

Durante tu vida has ido creando muchas expectativas, objetivos.

Cuando eras pequeño te hacías una imagen mental de ti de mayor.

Quizás no has llegado donde querías, o quizás lo has hecho y no es lo que esperabas.

Quizás conociste a alguien, te hiciste una imagen sobre él, te enamoraste.

Y quizás luego esa persona no era lo que esperabas. Aun así sigues amándola, te sientes apegado a ella y sufres por amor.

Nosotros mismos nos condenamos a sufrir por amor apegándonos a personas. Con el apego, el deseo, las expectativas, lo único que conseguimos es ir abriendo puertas a la infelicidad.

Abrimos la puerta a los deseos insatisfechos, a la pérdida, a los objetivos incumplidos.

Deseas tener más dinero pero no lo consigues, y sufres. Te apegas a una persona y la pierdes, y sufres por amor. Esperas algo de alguien y este te falla, y sufres.

Tenemos que entender que la vida está en constante cambio. Nada es permanente. Lo que hoy es quizás mañana no. Hoy estás aquí pero habrá un día que no.

No podemos limitarnos a sufrir por amor, simplemente tenemos que abrirle los brazos a la vida. Esta nos traerá cosas buenas y otras malas. Y esto es genial, ya que gracias a las cosas malas existen las buenas, y viceversa.

¿Cuál es el origen del sufrimiento por amor?

La gente que no sabe gestionar los sentimientos está condenada a sufrir por amor.

Tienes que dejar que todo fluya, perder el miedo, la impaciencia. Simplemente vive el presente sin pensar en el futuro.

Tienes miedo a la soledad o a acabar solo. Necesitas a alguien a tu lado, y esta necesidad te lleva a la obsesión.

Pones demasiados esfuerzos en que todo salga bien y lo único que consigues es que todo salga mal.

Tienes miedo a perder, y esto te causa desesperación. Esta desesperación se transmite a la otra persona y esta se agobia.

Lo único que consigues aferrándote es crear dependencia. Y cuando creas dependencia, como bien indica el nombre, pasas a depender de otros. Tu felicidad está en manos de otros cuando debería estar en tus manos. Y si así fuera, tú tendrías el control y podrías ser feliz sin alteraciones causadas por el exterior, dejando de sufrir por amor.

Como siempre digo, si vivimos en el exterior somos dependientes de muchos factores externos, y si vivimos en el interior nosotros tenemos el control.

Podemos controlar lo que pasa por nuestra mente, pero no lo que pasa afuera.

Aunque tuvieras que pasar el resto de tu vida solo no deberías dejar que eso te afectara. De nada sirve sufrir por amor, y a menudo las cosas no salen como queremos.

Deja de poner esperanzas en otras personas, solo así te fallaran. En cambio, si no lo haces, no podrán fallarte porque tampoco esperabas nada de ellos.

amor-no-correspondido

¿Qué hay más puro en el amor que estar con alguien sin necesitarlo? Si necesitas a esa persona estás siendo egoísta, es amor con interés, el interés de no poder vivir sin él. Esto queda muy bien en las películas, pero el amor puro es desinteresado.

Estoy contigo, pero si no fuera así sería feliz igual, y aun así estoy contigo y nadie más.

¿Cómo puedo dejar de sufrir por amor y superar una ruptura?

Para superar una ruptura amorosa te recomiendo cambiar tus hábitos mentales y fortalecer tu mente.

El budismo busca terminar con nuestro sufrimiento. Buda creó las 4 nobles verdades:

  1. Toda existencia es sufrimiento.
  2. El origen del sufrimiento es el anhelo (o deseo, sed)
  3. El sufrimiento puede extinguirse, extinguiendo su causa.
  4. Para extinguir la causa del sufrimiento, debemos seguir el Noble camino óctuple.

Mi intención en este blog es ser una guía en estas 4 nobles verdades. Buscar la extinción del sufrimiento, el nirvana.

Te recomiendo leer libros relacionados. Los libros te ayudarán a expandir tu mente y a ganar sabiduría. También te recomiendo la práctica budista, la meditación. Puedes asistir a cursos, conferencias, etc.

Todo es cuestión de ir empapándose de sabiduría, y esta sabiduría la puedes adquirir des del conocimiento de otros y des de la práctica y la observación de uno mismo.

Como consejo personal, ten cuidado. Hay mucha gente que quiere progresar en el sendero espiritual y no para de buscar respuestas a su alrededor, y se olvidan de observarlas en su interior. Este hecho, es lo que impide su progreso.

No te olvides nunca de la práctica diaria. No te focalizes solo en la formación. La teoría no es nada sin la práctica.

La mejor práctica es la plena conciencia.

La meditación en si te ayudará a vaciar tu cabeza, pero durante el día tu mente se llena de pensamientos, y muchos de ellos están relacionados con tu apego a ciertas personas u objetos. Sin darte cuenta estás causándote sufrimiento.

El fin de un budista es vivir en plena conciencia, teniendo siempre el control mental.

Habrá miles de pensamientos pasando por tu cabeza cada día sin que tú te des cuenta, la mayoría dañinos, pero si consigues ser consciente de ellos, eliminarlos y vivir el presente sin alimentar el pasado o el futuro, a la vez te liberarás de tu apego ya que serás consciente de él.

Esta conciencia se adquiere con la práctica. La meditación te sumerge a estados más profundos y a estados de conciencia cada vez más prolongados. Tu atención se ve altamente mejorada.

Es importante ganar conciencia en el día a día, cuando estás en el metro, caminando por la calle, o incluso cuando te estás comiendo una manzana. Tienes que notar su sabor, sentir el crujido, su textura, y no estar pensando en que móvil te comprarás o qué hacer con cierta persona.

Recuerda que Buda se iluminó solo, buscando las respuestas en su interior. En ese momento no había ni libros ni maestros.

De todos modos, aprovecha esta gran oportunidad que tenemos de información. Pero insisto, no olvides la práctica diaria.

Sólo la búsqueda interior será capaz de extinguir tu sufrimiento y superar una ruptura amorosa.

 

Y tú, ¿estás sufriendo por amor?

¿Te está costando superar una ruptura amorosa? ¿Sientes que no puedes vivir sin esa persona?

Cuéntamelo en los comentarios y te aconsejaré para que tú también puedas ser feliz. 🙂

4
¡Bienvenid@ a la zona de comentarios!

avatar
2 Comment threads
2 Thread replies
1 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
Bernat MilianMariagarzu Recent comment authors
nuevos antiguos
garzu
Invitado
garzu

Hola. Creo que mi error fue escuchar y tomar decisiones con la expectativa de alguien mas, y por ello he estado sufriendo durante 2 años.
Conocí a un hombre que me atraía mucho y yo a el, El tenia un pasado, tenia una hija, pero no convivía con ella, ni con la madre.Yo en cambio nunca había tenido una relación . Un día conversamos y me pidió mi numero de celular, se lo di. Estaba dispuesta a entablar conversación y si se daba, pues, conocernos, y tener una relación con el; Mi error fue comentárselo a alguien importante en mi vida, Quien me dijo “El no te conviene, te arruinara la vida” sin conocerlo lo juzgo, y pues yo tampoco lo conocía.
Lo malo es que me cerré y mantuve una relación por mensajes, ya que me sentía culpable,
(lo peor que pude haber hecho) ya que era como si lo que yo sentía y quería era pecado. Luego me sentía muy mal con migo misma, pues no quería defraudar a la persona que me lo “prohibió”, y tampoco quería que el perdiera su tiempo con migo (así lo sentía yo, porque, no tenia la valentía de defender lo que yo sentía, por miedo al “que dirán de mi”, y pensar que me darían la espalda). Decidí desactivar la conexión de chat que tenia con el. Lo que me llamaba la atención es que nos comunicábamos por medio de una red social, al desaparecer esta, el no volvió a comunicarse con migo, pudo llamarme, enviar un mensaje de texto (sms), sabia donde yo vivía y nada. Esperaba su llamada, todos los días. Así han pasado 2 años. Confieso que lo buscaba en Facebook, Ahora me doy cuenta que esta en una relación con una chica, que se ve muy linda, cara dulce, bonito cuerpo, la veo perfecta, y me ciento poca cosa contra ella, la veo disfrutar de su compañía, salidas juntos, tal ves sus besos y caricias, felicitarlo en sus logros, consolarlo en sus derrotas, y eso me duele. Creo que podría haber sido yo la que disfrutara de todo eso, si solo NO hubiera prestado atención a lo que me dijeron, si hubiera primero escuchado a mi corazón, no a los prejuicios y prohibiciones, que si bien venían de un ser querido, que deseaba lo mejor para mi; me impidieron crecer como persona y conocerlo mejor, a el que me gusta tanto, por que todavía, me gusta, y por ello sufro. Otros me han invitado a salir, y los rechazo ya que me han salido algo patanes (es otra historia), y los rechazo, porque lo espero a el, nadie me parece suficiente, siempre hay algo malo en los demás. Ahora veo que he estado perdida en el pasado (en el “si hubiera”), y esperando el día que nos reencontremos para comenzar de nuevo sin miedos ni prohibiciones (vivo aferrada a un posible futuro, del que no estoy segura… ?). Ahora se que no he estado viviendo el AHORA, mi presente. Debo dejarlo ir, he sentido que no conoceré a nadie mas como el. Me duele que este con otra, pero espero que el sea feliz con ella. Puede ser que a el lo haya idealizado como persona, no lo se. Es tiempo de soltar y dejar ir estos Sentimientos de culpa y dolor que siento, debo Vivir el hoy, ya perdí 2 años esperando que el destino nos juntara de nuevo para hacer las cosas distinto. Eso ya no lo puedo remediar; Es tiempo de vivir. Ahora veo mis errores. Me sirvió mucho leer este post y mas tratar de describir un poco de lo que siento y de lo que me paso.

Maria
Invitado
Maria

Mi novia me dejó. No puedo superar la pérdida.
Ella fue el sol para mi, estuvo siempre al pie del cañón como nunca nadie lo había hecho, fue siempre optimista, le caia bien a mis amigos. Obvio tenia sus defectos como toda persona.
Después de un año de relación nos fuimos a vivir juntas. La convivencia no es fácil para nadie. En los últimos meses yo estaba por terminar mi carrera y me la pasaba estudiando y también a veces haciendo cosas para el trabajo. Estaba muy cansada, y muchas veces mi mejor plan era estar en casa viendo una peli o haciendo una rica comida.
Yo sabia cuales eran mis limites y mis tiempos y muchas veces quería disfrutar de tiempo sola, haciendo nada sin estar pendiente de nadie y eso le molestaba porque reclamaba mi atención. De a poco fuimos teniendo también menos encuentros sexuales, primero porque yo sentía menos deseo y después fue ella la que empezó a no querer.
Se que en los últimos 3 meses yono había sido la.novia más cariñosa y copada del mundo pero no pensé iba a tener este desenlace.
Después de un mes de haberme recibido, decidimos tomarnos un tiempo para pensar, yo me fui de vacaciones con una amiga y seguíamos hablando todos los días entre ‘te amo, te extraño’ y mensajes de que queríamos solucionar las cosas.
Cuando volví, me dejó. Me dijo que en esos días tuvo un par de citas con alguien (que luego descubrí que era una chica con la que había estado saliendo antes de conocerme, y sabía también que la chica siempre le seguía escribiendo), que no quería dejar de ver a esa persona ni privarse de conocer a otras, que todo era culpa del rechazo y la indiferencia que yo le había tenido los últimos meses. Y obvio no quería estar más conmigo ahora, quería hacer su vida y quizá en algún momento (o quizá no) podríamos volver a encontrarnos.
La verdad es que no se como manejar la situación. Me hace sentir muy culpable y me hace sentir mal no poder darle todo el amor y atención que no le di.
Se que puedo ser feliz sin ella, pero bueno igual no quiero perderla. Tengo momentos de mucho sufrimiento y la cabeza me va a mil.
Voy a intentar comenzar s meditar para poder manejar mejor mis pensamientos…