¿Te gustaría cambiar tu vida a mejor?

Descarga el ebook gratuito con las 15 claves que cambiarán tu vida de forma radical.

Descargar

El sudeste asiático es un lugar muy diferente a lo que quizás estamos acostumbrados.

Cuando uno va ahí sin saber nada va aprendiendo poco a poco a base de golpes y experiencias, aunque a veces se necesita tiempo.

Para que estés prevenido y puedas aprovechar tu viaje al máximo, a continuación te cuento los 13 consejos para sobrevivir con éxito.

1. Compra una tarjeta SIM con Internet para tu móvil

Esto lo recomiendo encarecidamente. Los precios son muy económicos, a una media de menos de 1 € al día.

No hay nada mejor que disponer de google maps, buscar y reservar hoteles, mirar el tiempo, buscar información de transportes y muchísimas cosas mas.

Te puedo garantizar que te ahorras dinero y tiempo.

Depende del país en el que te encuentres la conexión será peor o mejor. Por ejemplo, en Tailandia es muy buena y en Filipinas es todo lo contrario.

Encontrar donde comprar estas tarjetas no es nada difícil. En el aeropuerto, en la estación de metro, en la calle, en los centros comerciales.

Se venden por tiempo. Por ejemplo, puedes comprar una que dure una semana, 1 mes o la que se adapte mas a ti.

2. Pide información turística y contrata los tours en el mismo sitio donde te hospedes

En el sudeste asiático puedes contratar tours en cualquier rincón. Es más, no hace falta ni buscarlos que ya te vienen los vendedores persiguiéndote por la calle.

Que no se te ocurra reservar tours con antelación. Por ejemplo, si vas a Bangkok, en la oficina de turismo ya te intentarán vender los tours de todo tu viaje en el país.

Si reservas pierdes toda tu libertad, y más cuando hay oficinas de turismo ofreciéndote tours al mismo precio en cada rincón.

Aún me acuerdo cuando cometí el error de reservar un tour con antelación. El mismo día conocí a un grupo de gente al cual me podía unir para hacer el mismo tour, y no solo me salía más barato sino que también era un tour privado, y como tal con total libertad. Además, iba acompañado. Terminé perdiendo el dinero del tour que había reservado…

Para mi, lo mas recomendable es contratarlos ahí donde te hospedes. No son agresivos, no te persiguen, te dan información sincera, los precios suelen ser razonables y los tours de calidad. Además, puedes ir contratándolos sobre la marcha sin atarte a nada.

Si también ofrecen alquiler de motos, lavandería, u otro servicio que te interese contempla la opción de contratarlo a través de ellos.

3. Cuántos más seáis menos gastaréis

Si no vas solo puedes compartir tus gastos con tus acompañantes, a no ser que seas un paga fantas.

Ahorrarás en:

  • Taxis y Tuk-Tuk’s
  • Hoteles y Hostales
  • Tours privados

Lo mencionado anteriormente supondrá gran parte de tu presupuesto, ya que tu viaje consistirá en desplazarte, dormir y contratar tours.

4. Si puedes haz tours privados y no en grandes grupos

Para mi este es uno de los mejores consejos para viajar al Sudeste Asiático para mochileros.

Las experiencias pierden mucha calidad cuando uno depende de un gran grupo, ya que te fijas a un ritmo de tiempo, te privas de libertad y compartes los lugares con mucha otra gente.

En el sudeste asiático muchos tours se realizan en el mar, y por lo tanto dependes de una bote.

Siempre que puedas negocia con cualquier pesquero en la orilla o pide a una oficina de turismo un bote privado. Esto te dará mucha libertad y flexibilidad durante tus visitas.

Además, podrás escapar un poco de las rutas turísticas y ver sitios alternativos, siempre y cuando el conductor quiera, pero seguro que si 🙂

Realizar tours privados tiene sentido cuando puedes compartir los gastos con tus compañeros de viaje. Con que seáis 4 o 5 ya os saldrá igual o más barato que contratar un tour normal, de modo que merece la pena.

5. Se duro, que no te tomen el pelo

Aquí toma nota. Si no aprendes a ponerte duro, te van a sangrar.

Hay lugares en que mientras caminas por la calle te persiguen ofreciéndote tours, transporte, joyas, comida, y siempre que pueden te inflan el precio.

A la que pueden te torean. Por ejemplo, que tengan que llevarte a un centro comercial y te lleven a otro que está más cerca.

Cuando pagues algo comprueba el cambio que te dan, no siempre estará bien.

A veces acuerdas un precio y al final te dicen otro.

Estos son solo unos ejemplos, y te podría dar una lista mucho más larga.

Lo que quiero que entiendas es que debes estar siempre alerta y ponerte duro cuando haga falta. Si no lo haces, tu presupuesto bajará más rápido de lo que planeabas.

6. Cuando dudes sobre un precio pregunta

Antes de coger un Tuk-Tuk, Triciclo o lo que usen en el país, si tienes la oportunidad pregunta cuanto deberías pagar según el trayecto que vayas a hacer.

Por ejemplo, en mi viajes, a veces estoy comiendo en un restaurante, y al salir tengo que coger un Tuk-Tuk para volver al hotel o ir a cualquier sitio. Lo que hago es preguntar al camarero o a cualquier empleado cuanto debo pagar para que me lleven a tal sitio.

Lo mismo al salir del hostal cuando tengo que ir a cualquier lugar. Voy al recepcionista y le pregunto cuanto tengo que pagar para ir a X sitio.

Como último ejemplo, cuando sales del aeropuerto y debes dirigirte al hotel. Pregunta a cualquier empleado del aeropuerto.

Tu no eres de ahí, y no conoces los precios. Lo único que puedes hacer es preguntar, porque sino lo haces no tendrás un precio de partida hacia el cual negociar, y probablemente te estafarán. Porque siempre lo hacen. Siempre.

7. En ocasiones tienes que regatear

Algunas cosas en el sudeste asiático no tienen un precio fijo. Por ejemplo: los transportes como el Tuk-Tuk, los puestos callejeros, vendedores ambulantes e incluso a veces los tours.

Es importante regatear porque ellos siempre empezarán por el precio más alto.

He conocido a gente que su estrategia siempre es regatear a la mitad del precio inicial y no les iba mal. Sobretodo intenta ser coherente y tampoco pretendas pagar cantidades ridículas por todo.

Por otra parte, ahora no te pongas a regatear en un super, en un restaurante, en un hostal o en la estación de bus. Ahí los precios si son fijos.

8. Vigila muchísimo con los taxis

En estos países los taxistas son muy conocidos por intentar estafar a los turistas.

¿Cómo lo hacen? Pues simplemente no ponen el taxímetro y luego al final del trayecto te piden una cantidad mayor.

Tienes que decirles que pongan el “Meter”.

Vigila que aún así a veces se hacen los tontos como si no entendieran inglés. Yo una vez hasta le señalaba con el dedo el taxímetro, incluso tocándolo, y se seguía haciendo el tonto.

En estos casos dile que pare y te bajas. Pero en ningún caso te dejes estafar.

Vigila mucho también con el cambio, ya que a veces se hacen el loco y te lo dan mal.

Y un último truco que tienen, es pedirte que tienes que pagar un añadido porque hay mucho tráfico, o por haber hecho un trayecto corto. Se las saben todas.

9. No bebas agua que no esté purificada, sobretodo del grifo

El agua en el sudeste asiático no es limpia. Hay que vigilar mucho porque es fácil coger diarrea o dolor de estómago.

No solo no debes consumir agua del grifo, sino que también es recomendable no limpiarse los dientes con ella.

Por otra parte, vigila con todas las bebidas que contengan hielo, como por ejemplo los zumos de fruta o los refrescos.

Si el hielo no está purificado, será agua sucia.

Te diría que preguntes, pero igualmente te van a mentir para que consumas. Por lo tanto, guíate por tu instinto según el sitio donde te encuentres.

Si parece un sitio limpio y fiable y no el típico puesto callejero quizás el hielo está limpio.

10. Si no te gusta el picante o eres vegetariano comunicalo antes

Muchos platos vienen con picante por defecto, y en mi caso lo detesto.

Hay que estar siempre atento y hacerles saber que no quieres nada de picante. Yo ya he tenido que devolver más de un plato por haberme olvidado.

Si también eres vegetariano o vegano, lo mismo. Pide siempre que no quieres carne porque hay platos que supuestamente vas a creer que no traen pero si traen.

Aún avisandolos, a veces te ponen carne. Luego tienes dos opciones:

  • Pedir que te cambien el plato.
  • Envolver la carne en un papelito y dársela al primer perro que te encuentres, porque las calles están llenas.

11. Si vas a alquilar una moto ten en cuenta lo siguiente

Alquilar una moto en estos países no solo te facilita el transporte a un precio muy económico, sino que también te da mucha libertad y hace que tu aventura sea más especial.

Por contra, los contratos de alquiler son muy básicos. Con esto me refiero a que no estás igual de protegido como si alquilaras una moto en Europa, por ejemplo.

Normalmente estas motos no tienen ni seguro y en caso de tener cualquier incidente te puede salir muy caro. Además, cualquier fallo o rotura en la moto puede reducir tu presupuesto.

Ten en cuenta estos consejos:

  • Lee muy bien el contrato antes de firmar.
  • Si no disponen de seguro pregunta por la posibilidad de contratar uno.
  • Asegúrate de tener un casco decente y de tu tamaño, y sobretodo úsalo.
  • Conduce con mucha precaución ya que en el sudeste asiático el tráfico es muy caótico.

Por último, y muy importante, si tienes cualquier incidente que produzca cualquier rotura en la moto, acude a un mecánico antes de devolverla a la agencia de alquiler.

Los mecánicos son muy baratos, hay por todas partes y generalmente son buenos. Si la devuelves rota probablemente tendrás que pagar mucho más de lo que te habría costado ir al mecánico.

12. Si amas a los animales no contribuyas a su maltrato

Si tienes un mínimo de sensibilidad y estás dispuesto a dejar tu ignorancia atrás, este es uno de los consejos para viajar al Sudeste Asiático de más importancia a nivel humano.

El maltrato animal en el sudeste asiático está a la orden del día.

Para ellos supone un ingreso económico muy grande y no les causa el más mínimo arrepentimiento crear sufrimiento a cambio de dinero.

Evita los Zoos o cualquier cosa que se parezca, aunque te vendan que viven en semilibertad.

No vayas a ver tigres, serpientes, monos o por ejemplo a los tiburones ballena. Aunque no lo parezca, casi siempre hay un maltrato animal detrás, aunque sea indirecto.

Por ejemplo, a los tiburones ballena les van dando comida día a día para que permanezcan en la zona.

Esto afecta al ecosistema, provocando que abandonen sus rutas migratorias. Además, el alimento que reciben no es igual de nutritivo que el que obtienen de forma natural, y esto les produce carencias en el organismo.

Y si aún necesitas más motivos, se hacen multitud de heridas por la cara y la boca con el roce con las barcas.

Con los tigres ya ni te cuento. Les pegan y les drogan para que estén tranquilos. No hace falta que te diga más.

Lo mismo pasa con los elefantes, aunque a raíz de la alta cantidad de ejemplares maltratados que existen se han creado centros de recuperación dedicados a ellos.

Tienes que saber identificarlos leyendo críticas y recomendaciones a través de Internet, por ejemplo.

Entonces, si es más ético y moral acudir a uno de estos centros, aunque seguiré creyendo que estos deberían vivir en plena libertad y en su entorno natural.

Si realmente amas a los animales, haz un safari o aventúrate en la naturaleza. Si tienes suerte, quizás podrás ver alguno de ellos aunque sea en la distancia. Pero créeme que la experiencia será mucho mas gratificante.

13. Aplicaciones móvil que pueden serte útiles

  • Skyscanner: Para encontrar vuelos al mejor precio.
  • Booking, Hostelworld o Agoda: Para encontrar hoteles y hostales al mejor precio.
  • Airbnb: Como alternativa a los anteriores, para alquilar una habitación, casa o piso a una persona local.
  • TripAdvisor: Para leer opiniones sobre hoteles, restaurantes, sitios turísticas y mucho más.
  • Traductor de Google: Si tu nivel de inglés no es perfecto te será de gran ayuda.
  • Currency: Conversor de divisa,s muy útil si no estás familiarizado con la moneda del destino.
  • Alarma de lluvia: Perfecta App para darte información del tiempo y avisarte en caso de lluvia.

Esto son para mí los 13 mejores consejos acerca de cómo viajar al sudeste asiático para mochileros.

Si aún no has comprado el vuelo, te recomiendo leer ésta guía para encontrar vuelos baratos usando Skyscanner.

 

Y tú, ¿qué países del sudeste asiático quieres visitar?

¿Aún no lo tienes claro? ¿Tienes dudas acerca de cuanto tiempo vas a necesitar por cada país? ¿Quieres saber cuales son los más bonitos?

¡Cuéntamelo en los comentarios y te doy mi opinión! 🙂

Si te ha gustado este artículo compártelo :)

Después de haber subsistido muchos años de forma autodestructiva llegué a tocar fondo. Mi mente se apoderó de mí hasta un punto que me ahogaba entre mis propios miedos. Fue entonces cuando decidí levantarme y tomarme cada golpe como una nueva oportunidad de aprendizaje.
Conóceme mejor

¡Bienvenid@ a la zona de comentarios!

1 comentario en "Sudeste Asiático para mochileros: 13 consejos para sobrevivir con éxito"

avatar
Ordenar comentarios por:   nuevos | antiguos | más votados
wpDiscuz