¿Te gustaría cambiar tu vida a mejor?

Descarga el ebook gratuito con las 15 claves que cambiarán tu vida de forma radical.

Descargar

Actitud correcta, pensamiento correcto y alimentación correcta son sinónimo de salud.

El tema de la salud es algo que nos ha afectado a todos en algún punto de nuestras vidas.

Y no hablo solo de un resfriado, o una varicela, sino que la mayoría hemos tenido algún susto grande, o incluso no ha sido un susto sino una realidad. Es más, quizás tu estás pasando momentos difíciles en la actualidad.

La metodología siempre ha sido buscar curas a las enfermedades a base de pastillas, tratamientos, etc.

Cuando nos pasa algo es cuando empezamos a movernos y buscamos soluciones, pero, ¿por qué nunca nos hemos preguntado por el origen de estas enfermedades?

¿Por qué no intentamos prevenirlas de un modo real y efectivo?

He venido a darte respuestas, las cuales te pueden ser de cimiento para empezar a buscar prevención, y que a la vez puedan ser una solución a tus problemas actuales y que así gozes de salud física y mental.

No hay que ser médico, ni tener conocimientos en el tema de la salud.

Es algo totalmente lógico, que está dentro de nosotros, y que de hecho la ciencia corrobora.

Cuando estamos perfectamente sincronizados con la naturaleza, todo tiene un flujo normal, sin alteraciones. Es cuando decimos que tenemos una vida sana.

¿Cuál es el origen de la enfermedad?

Por naturaleza, nuestro cuerpo funciona de manera sincrónica. Cuando nos pasa algo, por pequeño que sea el suceso, nuestro cuerpo reacciona.

Supongamos que no has comido en todo el día. Entonces, tu nivel de azúcar en la sangre empezará a disminuir. Al instante, tu cuerpo reaccionará y activará una serie de mecanismos sincronizados para elevar estos niveles de nuevo.

Esto no seria posible sin que la información en nuestro cuerpo se procesara a una velocidad superior a la de la luz.

Decimos que un cuerpo es sano cuando esta sincronización está perfectamente regulada, y cuando no es así, es cuando aparece la enfermedad.

Esta sincronización se produce gracias a nuestro corazón.

Éste, con cada latido, emite una señal eléctrica. Sabemos que cuando hay una corriente eléctrica, necesariamente hay un campo electromagnético rodeando esta corriente, y la energía de este campo se transfiere a todo el cuerpo a partir de nuestros latidos.

Esta energía es la que mantiene sincronizadas todas la células de nuestro cuerpo.

Uno de los principales factores y más comunes que interrumpen esta sincronización es el estrés. Aquí es donde se rompe todo el equilibrio.

Cuando esto pasa, el cuerpo deja de actuar en unión, como  a uno. Se pierde el equilibrio.

El sistema inmunológico se ve afectado, y esto eleva las probabilidades de cáncer, infecciones, etc. Aquí es donde nace la enfermedad.

¿Cómo puedo prevenir la enfermedad y gozar de salud física y mental?

Formamos parte de la naturaleza, toda ella es una sinfonía.

La Tierra y el Sol nos dan los ritmos circadianos. Los animales nocturnos viven de noche y duermen de día. Las aves migran. Las leonas se encargan de la caza y los machos de proteger a la manada. Los carnívoros comen carne y los herbívoros plantas.

No hay ninguna especie que se salte las normas, excepto los humanos.

Al no estar en sinfonía con el universo perdemos el equilibrio natural que hay en nuestro cuerpo, o como comentaba antes, esa sincronización.

Alteramos nuestro ritmo de sueño, de descanso, no comeos lo que estamos destinados a comer, sufrimos estrés, nos enfadamos, nos llenamos de tóxicos. Todos estos desajustes son los causantes de la enfermedad.

Si te fijas, los animales no suelen sufrir enfermedades. Ellos viven en sinfonía, sin estrés, respetando sus horarios, comiendo lo que a ellos les toca comer.

En cambio, cuando los humanos entramos en acción y les alteramos su hábitat, su ritmo de vida, de golpe empiezan a aparecer tumores, desajustes digestivos, etc.

Acaso en la naturaleza has visto nunca un animal fumarse un cigarrillo, acostarse tarde o comerse un donut.

La tierra nos provee lo necesario, y con la industrialización el alimento se ha pervertido de algún modo.

Hay casos de curas de cáncer haciendo un cambio en la alimentación, y no es casualidad, simplemente una cuestión lógica al dejar de ingerir tóxicos.

Puedes buscar por Internet y leer la historia de Suzzane Powell, por ejemplo.

Conclusiones

El universo está reglado por una normas, las cuales hacen posible que todo fluya, que haya un equilibrio.

Cuando nos salimos de estas normas, se empiezan a producir desajustes los cuales nos afectan tanto a nosotros como a nuestro alrededor, provocandonos falta de salud física y mental.

Tienes que acoplarte de nuevo a tu ritmo establecido, tienes que fusionarte con el universo. Tienes que vivir como tu especie está destinada a vivir.

Poco a poco, tu cuerpo se irá reajustando de nuevo e irás recuperando el equilibrio. Y no solo te llenarás de salud, sino que al estar en sinfonía tu calidad de vida también mejorará, y podrás gozar de mucha felicidad.

 

Y tú, ¿crees que sigues las normas del universo?

¿Tu alimentación es natural y basada en productos de proximidad? ¿Tu mente está tranquila y vives en paz y armonía? ¿Te consideras buena persona y ayudas a los demás?

Cuéntamelo en los comentarios y te daré los consejos básicos para que puedas empezar a gozar de verdadera salud física y mental. 🙂

Si te ha gustado este artículo compártelo :)

Después de haber subsistido muchos años de forma autodestructiva llegué a tocar fondo. Mi mente se apoderó de mí hasta un punto que me ahogaba entre mis propios miedos. Fue entonces cuando decidí levantarme y tomarme cada golpe como una nueva oportunidad de aprendizaje.
Conóceme mejor

¡Bienvenid@ a la zona de comentarios!

1 comentario en "Salud física y mental: vivir una vida sana sin enfermedad"

avatar
Ordenar comentarios por:   nuevos | antiguos | más votados
wpDiscuz