A continuación podrás leer una guía de introducción a la medicina ayurveda y descubrir qué es el ayurveda y sus fundamentos, además de conocer tu constitución y aprender cómo puedes mantener una vida saludable y armónica.

Voy a explicarte qué es el ayurveda de un modo fácil y sencillo para que puedas conocer en qué consiste realmente esta maravillosa medicina y cuáles son sus fundamentos.

Este puede ser un primer paso para empezar a transformar tu vida y emprender un viaje hacia la sanación de tu ser en todos los aspectos (cuerpo, mente y espíritu). ¿Estás preparado?

1. Qué es el ayurveda

El ayurveda es un sistema de medicina tradicional que se originó en la actual región de la India hace más de 5.000 años, y es uno de los sistemas médicos más antiguos que se conocen.

La palabra «ayurveda» significa ciencia o conocimiento de la vida. Ayur=Vida. Veda=Ciencia o Conocimiento.

El objetivo común del ayurveda es la unificación entre el cuerpo, la mente y el espíritu, y proclama que la enfermedad y la salud dependen de las cantidades presentes en nuestro organismo de los cinco elementos que componen el universo (éter, aire, fuego, agua y tierra).

Cuando una persona tiene une exceso o desequilibrio de alguno de los elementos se produce la enfermedad, y por lo tanto habrá que contrarrestarlo con las fuerzas contrarias.

Entonces, lo que busca la medicina ayurveda es preservar la salud o curar la enfermedad encontrando un equilibrio entre los cinco elementos presentes en nuestro organismo, y para ello recurre a alimentos, hierbas, masajes, tratamientos, hábitos, actitudes o incluso condiciones ambientales, para así poder equilibrar las distintas fuerzas.

El ayurveda es un sistema de medicina tradicional surgido en la India que proclama que la enfermedad y la salud dependen del equilibrio entre cinco elementos que componen todo el universo y que están presentes en nuestro organismo.

También es importante saber que la medicina ayurveda realiza un diagnóstico global que tiene en cuenta todos los aspectos de la vida de la persona, como por ejemplo los pensamientos, los hábitos, las costumbres o el modo en que una persona vive, siente y padece una determinada enfermedad.

Además, el ayurveda observa al ser humano como una unidad entre cuerpo, mente y espíritu, y considera de vital importancia los procesos fisiológicos que se originan a partir de nuestros pensamientos y la forma en la que nuestras emociones afectan a nuestro organismo.

Como dato curioso, el propio Buda era seguidor del ayurveda, y la expansión del budismo por Asia iba acompañada de la práctica ayurveda.

2. Los fundamentos del ayurveda

Como cualquier medicina, el ayurveda tiene sus propias bases o fundamentos, y a continuación vamos a detallarlos para que puedas entender mejor en que consiste exactamente este sistema médico.

2.1. Los cinco elementos

El ayurveda reconoce que hay cinco elementos que, en proporciones distintas, componen todo lo que existe en el universo.

No hay que tomarse los elementos de manera literal, sino entender que cada uno de ellos engloba un conjunto de cualidades presentes en todo el universo.

En el cuerpo cada elemento se asocia con diferentes tejidos y funciones, y en la mente están asociados con las características de personalidad.

Los 5 elementos son la parte más importante para poder entender correctamente el ayurveda, ya que con su conocimiento nos abrimos a la comprensión propia de la creación.

A continuación detallo cada uno de los cinco elementos.


Éter «epacio»

Es el espacio donde existe la materia. Todos los espacios por donde fluyen cosas están formados por éter. Es la parte más sutil de la materia y solo puede ser percibido durante la meditación, ya que representa la conciencia.

En el cuerpo humano, podemos encontrarlo en la cavidad bucal, en las fosas nasales, en el oído, en el abdomen, en las vías respiratorias, en los vasos sanguíneos o en las células.

El éter se caracteriza por ser expansivo, ligero y seco.

En exceso: pueden surgir deformidades como la osteoporosis o cavidades en los pulmones.

En escasez: pueden presentarse tumores sólidos e hipertrofia de órganos.


Aire «movimiento»

Es el estado gaseoso de la materia. Representa la idea del movimiento, ya que lo que se mueve en la naturaleza es propulsado por el aire.

En el cuerpo humano, podemos encontrarlo en la actividad del sistema nervioso, de los músculos, en las pulsaciones del corazón o en los intestinos.

Se caracteriza por ser ligero, móvil, frío, seco y áspero.

En exceso: pueden surgir alteraciones en el cuerpo como temblores o taquicardias.

En escasez: puede aparecer parálisis y problemas de movimiento.


Fuego «energía»

Es el poder de transformación de la materia. Su energía hace posible la transformación, y representa la fuerza de la evolución.

En el cuerpo humano, hace posible las funciones del metabolismo, principalmente las del sistema digestivo. Controla la temperatura corporal y la percepción.

Se caracteriza por ser caliente, ligero, penetrante y aceitoso.

En exceso: pueden surgir inflamaciones, fiebre o úlceras.

En escasez: pueden surgir alteraciones como la anemia.


Agua «líquido»

Es el estado líquido de la materia. El 65%-70% de nuestro cuerpo está formado por agua. Es la idea de la fluidez y la liquidez.

En el cuerpo humano, la encontramos en las materias líquidas y viscosas, como por ejemplo en la sangre, en los fluidos corporales, el semen o las mucosidades.

Se caracteriza por ser húmeda, fría, aceitosa, pesada y densa.

En exceso: pueden surgir trastornos como pleuritis, edemas o ascitis.

En escasez: puede conducir a la deshidratación.


Tierra «sólido»

Es el estado sólido de la materia. La tierra es la que sostiene todas las sustancias vivas e inanimadas. Es la idea de la solidez y de la estabilidad. En la mente, representa la estabilidad mental.

En el cuerpo humano, representa las estructuras sólidas como los huesos, los músculos, los tendones, los cartílagos o la piel.

Se caracteriza por ser pesada, húmeda, fría, densa y aceitosa.

En exceso: puede surgir obesidad o tumores sólidos.

En escasez: puede conducir a la pérdida de peso.


2.2. Los tres doshas

Ahora ya sabes que el ayurveda considera que todo lo que existe en el universo está compuesto por los cinco elementos en cantidades distintas. Dependiendo de las cantidades en nuestro organismo, el ayurveda clasifica a las personas en tres categorías o doshas.

Entonces, podríamos concluir que los doshas son combinaciones distintas de los cinco elementos, y representan las tres fuerzas vitales o energéticas del universo. La fuerza del aire (movimiento), la fuerza del fuego (transformación), y la fuerza del agua (acumulación).

Hay que tener en cuenta que los tres doshas siempre están presentes en cualquier persona, pero en cada una predomina una u otra fuerza o energía.

El experto en ayurveda hace un extenso test para determinar a qué dosha pertenece cada persona. Todo dependerá de los atributos físicos, personales, costumbres y actitudes de cada uno.

Cada ser es único y especial, ya que dependiendo del dosha predominante, cada persona tiene unas características físicas, mentales y emocionales distintas a los demás.

A continuación voy a explicar las características principales de cada uno de los tres doshas.

Vata dosha

Las personas con energía Vata predominante están gobernadas por el éter y el aire, que representan el principio del movimiento en el cuerpo. Su principal característica es el cambio, la irregularidad y la inestabilidad.

Físicamente, suelen ser personas de consistencia delgada, con el cabello fino y quebradizo, de piel seca y delgada y con los poros cerrados.

Se caracterizan por ser inteligentes, creativos, impacientes, ansiosos, rápidos, dispersos, irregulares, sensibles, aventureros y con tendencia al cambio y al movimiento.

Los vata están gobernados por el éter y el aire y representan la energía que mueve las cosas.

Son personas con intereses e inclinacions variables y abiertas a comprender distintos puntos de vista. Aunque tienen conocimiento de muchos temas carecen de profundidad en algunos de ellos y a veces hablan sin dirección.

Cuando existe un exceso de aire, sus mentes vagan sin control. Son indecisos e inseguros y suelen verse a sí mismos de manera negativa. Les falta estabilidad y les agobia la ansiedad. Se les ve desorientados, ausentes, tienen poca memoria y se agotan fácilmente con el trabajo o con ejercicio físico excesivo.

Entre sus profesiones, suelen destacar como maestros, programadores, periodistas, músicos, artistas y sanadores.

Son muy sociables y se relacionan con personas de todo tipo, pero cuando hay un exceso de aire se vuelven solitarios. Los Vata suelen ser los más rebeldes pero también son los más flexibles y adaptables al cambio.

Pitta dosha

Las personas con energía Pitta predominante están gobernadas por el fuego y el agua, que representan el principio del metabolismo y de la transformación. Su principal característica es la practicidad y el orden tanto en lo mental como en lo físico.

Físicamente, suelen ser personas de constitución atlética, con el cabello graso y grueso y de piel brillante, sensible y rojiza.

Se caracterizan por ser inteligentes, exitosos, ambiciosos, competitivos, exigentes, con ansias de poder, eficientes, ordenados, decididos, apasionados y con tendencia a la ira.

Los pitta están gobernados por el fuego y el agua y representan la energía que transforma las cosas.

Son personas racionales y sistemáticas, pero a veces, debido a sus claras ideas y convicciones tienden a ser críticos, obstinados y perfeccionistas. Hablan muy claro y ordenado, pero a veces les cuesta abrirse a los puntos de vista de los demás.

Su felicidad gira entorno a la realización de proyectos, ya que se centran mucho en sus objetivos para alcanzar el éxito, pudiéndoles crear una obsesión y volverse adictos a su trabajo. Cuando se alteran emocionalmente tienen tendencia a la ira, a la agresividad y a la dominancia para defenderse ante los demás.

Entre sus profesiones suelen destacar como científicos, ingenieros, investigadores, políticos, policías, militares, abogados o psicólogos.

Tienen mucha fuerza de voluntad y son buenos líderes, pero también pueden ser insensibles y fanáticos cuando se identifican con una causa.

Kapha dosha

Las personas con energía Kapha predominante están gobernadas por la tierra y el agua, que representan la estructura, la cohesión, el reposo y el crecimiento. Su principal característica es la estabilidad, la tranquilidad y el equilibrio.

Físicamente, suelen ser de constitución grande y con tendencia a engordar, con el cabello resistente y graso y de piel gruesa y con los poros abiertos.

Se caracterizan por ser felices, estables, calmados, lentos, confiables, bondadosos, románticos y con tendencia a la depresión.

Los kapha están gobernados por la tierra y el agua y representan la energía que mantiene las cosas unidas.

Son personas emocionales, sentimentales, leales y llenas de amor, pero se apegan con demasiada facilidad y tienden al deseo, a la posesión y a la avaricia.

No aprenden tan rápido como los Vata o los Pitta, pero cuando lo hacen retienen muy bien los nuevos aprendizajes. Aunque no son creativos ni tampoco innovan, son buenos emprendedores y suelen terminar mejor de lo que empiezan.

Son tradicionales, se adaptan muy fácilmente a la sociedad, no se rebelan y son buenos seguidores, y por ello los Pitta lo valoran mucho porque pueden confiar en ellos.

Son felices con una vida estable y cómoda, pero debido a ello tienen tendencia al estancamiento. No les gusta el cambio y tienen dificultades para ello, y les puede costar adaptarse ante nuevas situaciones de la vida, pudiendo bloquearse y terminar en depresión.

Son familiares, amigables, pero les cuesta relacionarse con desconocidos. Aunque no les gusta herir a nadie, a veces pueden ser insensibles con personas que no pertenecen a su círculo íntimo.

No suelen destacar en sus profesiones ni ser grandes líderes, pero pueden ser muy apreciados por su estabilidad y confiabilidad. Son constantes y estables, y eso les permite esquivar las dudas, los bloqueos, y seguir avanzando con confianza y paso firme.

***

Puedes descubrir tu dosha dominante a través del siguiente test: ¿Cuál es mi dosha?

2.3. El prakriti «la constitución»

Los tres doshas están presentes en todas las personas, pero cada una tiene un dosha predominante. Por poner un ejemplo, uno puede ser 55% Vata, 35% Pitta y 10% Kapha.

Entonces, el prakriti viene a representar la constitución física y mental de una persona, que a la vez dependerá de los los cinco elementos y los doshas.

El prakriti se define antes y en el momento de nuestra concepción. El karma es lo que causa nuestro renacimiento, y según nuestras vidas pasadas influyen de un modo u otro en nuestro prakriti, pero según el estado del cuerpo y de la mente de nuestros padres en el momento de fertilización también influyen en nuestro prakriti.

Para determinar el prakriti de una persona hay que examinar muchos aspectos, como por ejemplo la estructura, el poder digestivo, el apetito, el estado de las articulaciones, el sueño, el pelo, el calor, las capacidades mentales, la conducta, el resultado de una dieta concreta, la menstruación, la defecación y la orina, etcétera.

Para el ayurveda es fundamental conocer en profundidad nuestro prakriti, ya que es lo que nos permite escoger lo más adecuado para nosotros y mantener o restablecer nuestro equilibrio.

3. Cómo cura el ayurveda

El ayurveda considera que la enfermedad se origina cuando no vivimos en armonía con nuestro entorno. Por lo tanto, la enfermedad es la forma que tiene el cuerpo para comunicar su falta de armonía.

El ayurveda busca curar la enfermedad restableciendo la armonía, y es entonces cuando los síntomas desaparecen y se produce la curación. Se basa en las leyes de la naturaleza y nos enseña a aplicarlas para nuestro beneficio.

Uno de las premisas básicas del ayurveda es el principio de lo semejante y lo contrario. Lo semejante incrementa lo semejante, y para encontrar el equilibrio hay que recurrir a las cualidades opuestas. Es algo tan sencillo como tratar el frío con calor.

Cada uno de los 5 elementos representa un conjunto de cualidades presentes en todos nosotros:

– Frío o caliente

– Blando o duro

– Pesado o ligero

– Denso o fluido

– Turbio o claro

– Sutil o grave

– Fijo o móvil

– Húmedo o seco

– Agudo o sordo

Del mismo modo, una persona puede sentirse más fría o caliente, ser pesada o ligera, moverse rápida o lentamente, tener la piel húmeda o seca. Si por ejemplo una persona tiene tendencia al frío, una de las opciones para contrarrestarlo será ingerir alimentos que le aporten calor.

Entonces, podemos concluir que el principio fundamental del ayurveda es tratar la enfermedad con sus cualidades opuestas.

Para conocer las cualidades de cada dosha puedes ver la tabla a continuación.

Los médicos ayurvédicos buscan equilibrar el dosha de la persona a través de un conjunto de pautas, alimentos, recetas, remedios, rutinas, hábitos, hierbas, masajes, actitudes y tratamientos, junto a distintas prácticas como la meditación o el yoga.

De hecho, el yoga forma parte del ayurveda y se practican juntos. Mientras que el propósito del yoga es la iluminación espiritual, el propósito del ayurveda es la salud. Entonces, si practicas el yoga para estar más saludable en realidad estás practicando el ayurveda.

El ayurveda promueve un estilo de vida saludable según cada constitución, y nos enseña cómo recuperar el equilibrio cuando aparece la enfermedad.

Quiero destacar que la alimentación y la buena digestión son elementos muy importantes dentro del ayurveda. De hecho, el ayurveda afirma que una digestión saludable es el secreto para una mente saludable.

Al final todo es energía, y los alimentos nos la pueden proporcionar, pero para ello debemos alimentarnos conscientemente y aportarle al cuerpo aquello que necesite. Cuando hay energía y ésta fluye correctamente es cuando logramos vivir en armonía y sin enfermedad.

4. Cuando recurrir a la medicina ayurveda

Mi consejo es que más vale prevenir que curar, y creo que todos deberíamos acercarnos al ayurveda sin esperar a que se manifiesten síntomas. Al final, el ayurveda nos enseña un estilo de vida saludable para nuestro dosha y para mantenernos en equilibrio, y no hay nada mejor que sentirse bien y en armonía.

Si logramos entender nuestro prakriti y conocer nuestras cualidades, podremos detectar si hay alguno de los 5 elementos en desequilibrio y contrarrestarlo con las fuerzas opuestas.

Mientras que la medicina convencional espera a que la enfermedad aparezca para tratarla, el ayurveda nos enseña cuál es el mejor estilo de vida para cada uno de nosotros y así poder mantenernos en equilibrio.

Aún así, creo que no hay que dejar de lado la medicina convencional, ya que al final lo mejor es la combinación de todas y recurrir a cada una de ellas según nuestras necesidades.

Puedes incorporar el ayurveda en tu día a día como un estilo de vida para promover el equilibrio y la salud de tu cuerpo y de tu mente, y a la vez disponer de la medicina convencional siempre que la necesites.

 


¿Qué opinas de la medicina ayurveda? 

¡Me interesa tu opinión! Te espero más abajo en la zona de comentarios y si tienes cualquier duda te invito a compartirla. 🙂


 

Después de haber subsistido muchos años de forma autodestructiva llegué a tocar fondo. Mi mente se apoderó de mí hasta un punto que me ahogaba entre mis propios miedos. Fue entonces cuando decidí levantarme y tomarme cada golpe como una nueva oportunidad de aprendizaje. Tú también puedes empezar a transformar tu vida haciendo clic aquí.

Es tu turno. ¡Exprésate! 😃

avatar