¿Te gustaría cambiar tu vida a mejor?

Descarga el ebook gratuito con las 15 claves que cambiarán tu vida de forma radical.

Descargar

La meditación es una de las prácticas más poderosas para dar un cambio radical a nuestras vidas.

Cuando piensas en la meditación, seguro que lo primero que te viene a la mente es un calvo sentado en el suelo, con las piernas cruzadas y los ojos cerrados.

Quiero que sepas que no es necesario ser calvo, ni sentarte en el suelo, ni cerrar los ojos. Todo vale en la meditación. Lo único importante es ir hacia su propósito.

¿Cuál es el propósito de meditar?

La meditación es una practica cuyo objetivo es la educación de la mente. Esta, así educada, logra establecer procesos de atención más continuos y presenciales.

Observa sin involucrarte en ello. No pienses, no opines, no juzgues. Solo observa, sin más.

Tienes que dejar de pensar y relajar la mente.

La meditación es un espacio dedicado a la observación de uno mismo o del entorno. Por lo tanto, concéntrate y observa. Puedes observar tu respiración, por ejemplo.

Como ya he dicho en otros artículos, no tenemos que crear expectativas, ya que lo único que conseguimos es abrir la posibilidad a que estas no se cumplan y esto deriva en fracaso.

Puedes aprovechar la meditación para ser consciente de ti mismo, sentir tus incomodidades o dolores, y aún así seguir observando. No tienes que cuestionar ese dolor ni desear que cese. Si lo haces, centrarás la atención en él y aún será mas intenso, y por lo tanto habrás conseguido lo contrario. Tienes que hacerte amigo de ese dolor y aprender a vivir con él, sin odio.

Por ejemplo, si alguien se queda encerrado en un sitio pequeño, lo mejor que puede hacer es intentar relajar la mente y no pensar, y si lo hace que sea desde una visión no perjudicial.

Si piensa, lo más probable es que empiece a alimentar su incomodidad y cada vez perderá más el control.

Entiendo que ahora mismo te cuestiones el hecho de que en esa situación sería difícil dejar de pensar, pero para eso está la meditación. Para fortalecer la mente poco a poco y aprender a tener un mayor control sobre ella y no al revés.

Y volviendo a atrás, lo siento si insisto mucho, no crees expectativas de futuras mejoras en tu control mental. Simplemente medita sin esperar nada a cambio.

Supongo que después de esta pequeña introducción a la meditación ya tienes un mayor conocimiento sobre ella. No hay más, es así de simple.

Ahora ya puedes empezar a meditar, aún así, si eres principiante voy a hacerte algunas recomendaciones.

Introducción a la meditación para principiantes

Como todo en la vida es importante empezar desde abajo y poco a poco. No puedes esperar que alguien que no haya jugado al baloncesto en su vida el primer día las enceste todas, por mucho talento que tenga.

Quiero que sepas que no existe una postura perfecta, una técnica o una canción de fondo que nos haga progresar más rápido.

Deja de buscar respuestas y de poner excusas a tu progreso.

Tu estancamiento se debe a que crees que hay preguntas a ser contestadas, cuando en realidad no las hay. Simplemente medita.

Al principio, sería conveniente crear un ambiente propicio a la meditación.

Si lo que buscamos es un estado de paz deberíamos meditar en un ambiente tranquilo, con poco ruido, con ropa cómoda y una postura que no nos cause demasiada incomodidad.

A la vez, que tampoco sea demasiado cómoda ya que luego te dormirás.

Es importante mantener la espalda recta para que entre un mayor flujo de aire y haya una mejor conexión entre los chacras.

Por lo tanto, si tu postura es sentado, intenta no apoyar la espalda y haz un esfuerzo para mantenerla recta. Seguro que al principio se te cansa, pero con el tiempo se irá fortaleciendo.

¿A qué hora del día medito, por cuánto tiempo y con qué frecuencia?

Como te dije al principio de este artículo no te obsesiones con todo eso.

A menudo preguntar demasiado solo consigue liarnos más, pero de nuevo te voy a dar mi punto de vista sobre el tema.

Hora

Partiendo de la base de que eres principiante, intenta hacerlo en el momento del día que tengas la mente más relajada. Si lo haces después de una intensa actividad cerebral te va a costar mucho más.

Pero por otra parte, con el tiempo deberías aprender a hacerlo en momentos como esos ya que es cuando más necesario es calmar la mente.

Entonces, si no es posible, simplemente medita cuando puedas.

Poco a poco deberías estar cada vez más preparado para meditar en cualquier momento, lugar o postura.

Tiempo

Tampoco hay respuesta a eso.

Cuanto mas mejor, pero al principio menos es mas fácil que mas, te entiendo. Intenta empezar con lo que puedas e ir aumentando poco a poco.

Para orientar un poco, 15 minutos al día estaría bien.

Frecuencia

Exactamente lo mismo que antes, pero llegados a cierto punto estaría bien que fuera a diario. Nuestra mente nos lo va a agradecer.

¿Vale, y si no consigo dejar de pensar?

La meditación significa ser consciente, estar concentrado.

Si intentas dejar de pensar, sin más, quizás al principio te supone un reto imposible. Por lo tanto, te recomiendo que enfoques toda tu atención en algo.

Un clásico en la meditación es observar nuestra respiración, sentir como entra y como sale el aire, como se hincha el estómago. Si meditas con los ojos abiertos, te puedes limitar a observar el entorno o algo en concreto, por ejemplo.

Un futbolista cuando está en boca de gol, en ese momento no piensa. Simplemente está concentrado en darle a la pelota, y cuando no es cuando falla.

Tienes que conseguir concentrarte y con el tiempo las distracciones irán desapareciendo.

Serás capaz de mantener la atención por un período de tiempo indefinido. ¿Te imaginas?

Ya para terminar, te pido que no te frustres cuando aparezcan pensamientos, aunque sean muchos. Simplemente acéptalos con gratitud, obsérvalos y déjalos pasar.

Sigue concentrándote. Cada vez habrán menos, solo hay que ser paciente pero sin esperar nada.

Te podría dar una extensa lista sobre los beneficios de la meditación, pero creo que ya hemos tenido suficiente por hoy.

Si consigues estar concentrado, ser consciente de ti mismo y vivir en un estado de paz interior, ¿qué crees que cambiará en tu vida?

 

Y tú, ¿has intentado meditar alguna vez?

¿Cuáles han sido tus mayores dificultades? ¿Te ha costado mucho vaciar la mente?

¡Cuéntamelo en los comentarios! 🙂

Si te ha gustado este artículo compártelo :)

Después de haber subsistido muchos años de forma autodestructiva llegué a tocar fondo. Mi mente se apoderó de mí hasta un punto que me ahogaba entre mis propios miedos. Fue entonces cuando decidí levantarme y tomarme cada golpe como una nueva oportunidad de aprendizaje. Conóceme mejor

¡Bienvenid@ a la zona de comentarios!

2 comentarios en "Introducción a la meditación para principiantes: aprende a meditar"

avatar
Ordenar comentarios por:   nuevos | antiguos | más votados
trackback

[…] ayudarán a expandir tu mente y a ganar sabiduría. También te recomiendo la práctica budista, la meditación. Puedes asistir a cursos, conferencias, […]

trackback

[…] Meditación […]

wpDiscuz