¿Te gustaría cambiar tu vida a mejor?

Descarga el ebook gratuito con las 15 claves que cambiarán tu vida de forma radical.

Descargar

Si nunca te enfrentas a tus miedos nunca serás realmente feliz.

Te puedes considerar afortunado por reconocer y aceptar abiertamente que tienes un problema y que buscas solución. No todo el mundo tiene la oportunidad de hacerlo y por ello nunca podrán mejorar y progresar en su vida espiritual.

La vida te está dando una gran oportunidad. Dale las gracias. Aprovéchala.

Cómo vencer la inseguridad

Sentimientos negativos como la vergüenza, inferioridad y miedo te producen una gran inseguridad, y te entiendo perfectamente porque justamente yo también me sentí igual. Yo también pasé por lo mismo. Y con una sonrisa en la cara quiero decirte que lo superarás.

En su momento pasé muchas épocas de reflexión ya que vivía sintiéndome inferior. Ese sentimiento se palpa. Inconscientemente, el resto de personas lo huelen. Se nota en tu gestos, tu tono de voz, la forma de caminar.

Quiero pedirte que reflexiones.

En esta vida estamos de paso, y debemos afrontarla con optimismo, fe y seguridad. La vida nos tiene algo muy especial reservado para nosotros, pero antes tenemos que pasar por una etapa de reflexión.

Cada vez que te encuentres en situaciones donde los sentimientos negativos como la timidez, vergüenza o nervios se apoderen de ti, tómate un momento para respirar y desconectar.

Vacía tu mente. Pregúntate a ti mismo: ¿por qué me siento así? ¿Qué gano con ello? Me estoy haciendo daño a mi mismo.

Olvídate de los demás. No dejes que nada ni nadie afecte a tu felicidad.

Quiero ponerte un ejemplo, aunque sea un poco absurdo:

Imagínate en una situación donde estás en clase o el trabajo y se te escapa un pedo. ¿Gracioso verdad? Aunque dudo que para ti lo fuera. ¿Me equivoco? En ese momento te morirías de vergüenza.

Imagínate la situación y como te dije antes respira y reflexiona. ¿Te das cuenta que ese sentimiento de vergüenza te está haciendo mucho daño? Y todo por algo tan insignificante como tirarse un pedo, una reacción natural del cuerpo y qué todos los humanos cometemos.

Entonces, no sientas vergüenza.

Muy probablemente tus compañeros se reirían, pero se quedarían totalmente sorprendidos al ver que tú te lo tomas igual que ellos y que no hay nada de vergüenza ni humillación en tu rostro. Y esa seguridad en ti mismo calaría hondo a tus compañeros.

En el fondo, ellos se sentirían humillados en esa situación, y se quedarían sorprendidos al ver que tu estás tranquilo.

Te pase lo que te pase nunca serás ni el primero ni el último.

Vive tranquilo, los humanos cometemos errores, es totalmente inevitable.

Acepta cada uno de ellos como un regalo y como una nueva oportunidad de aprendizaje, ya que los errores no se cometen, se aprenden a no cometerlos. Recuerda muy bien esto.

Relájate. Confía en ti mismo. Respira. Tranquilízate. Pierde el miedo a equivocarte, al rechazo.

Si te equivocas no pasa nada, todos nos hemos equivocado. Si te rechazan no pasa nada, a todos nos han rechazado.

No eres perfecto. No eres el más guapo ni el más inteligente. Yo tampoco lo soy, y no pasa absolutamente nada. No dejaré que algo tan superficial e insignificante afecte a mi vida. Tampoco lo hagas tú.

Si además sufres indecisión, un problema que nos afecta gravemente en nuestras vidas y del cual no solemos ser conscientes, puedes leerte este artículo que escribí en mi blog: Cómo superé la indecisión y cambié mi vida actuando des del corazón

Cuando las cosas nos van mal somos más susceptibles a volvernos “malos”, ya que estamos enfadados con la vida. Si esto te ha ocurrido, no te culpabilizes, ya que sigues siendo bueno y con un corazón igual de grande.

Igual que a mí, tuve que pasar cosas muy malas durante mi adolescencia que me hicieron sufrir fuertes depresiones. Además, las sufrí en silencio. Nunca le conté a nadie que estaba literalmente destrozado por dentro, abatido.

Esas malas experiencias me hicieron volver “malo”. Lo intenté, hice algunas tonterías de las que me arrepiento, pero no era lo mío.

Por mucho que lo forzara y que lo intentara en el fondo no lo era. Y siempre tenía el remordimiento y el sentimiento de culpabilidad detrás de mí.

Me hacía el rudo, pero era un trozo de pan.

Todas esas malas experiencias creo que han moldeado lo que soy a día de hoy, y lo que me queda por ser.

Estoy muy orgulloso de que gracias a ello haya podido abrir los ojos, mejorar a nivel personal y vencer la inseguridad.

Y quiero decirte que después de la tormenta, tú también lo harás. Y todo gracias a ella, a la tormenta.

Esta tormenta de la vida es la que te está intentando enseñar algo, ya que sin ella, nunca superarías tus miedos. Solo cuando tienes el miedo delante de ti puedes enfrentarte a él y vencerlo.

 

Y tú, ¿te consideras inseguro?

¿Sufres vergüenza y timidez? ¿Te ves como un fracasado? ¿Sientes que has fallado a tus seres más queridos? ¿Quieres vencer la inseguridad?

Cuéntamelo en los comentarios y te daré los consejos básicos para que puedas enfocar tu vida hacia un nuevo camino lleno de felicidad. 🙂

Si te ha gustado este artículo compártelo :)

Después de haber subsistido muchos años de forma autodestructiva llegué a tocar fondo. Mi mente se apoderó de mí hasta un punto que me ahogaba entre mis propios miedos. Fue entonces cuando decidí levantarme y tomarme cada golpe como una nueva oportunidad de aprendizaje. Conóceme mejor

¡Bienvenid@ a la zona de comentarios!

1 comentario en "Cómo vencer la inseguridad y superar todos tus miedos"

avatar
Ordenar comentarios por:   nuevos | antiguos | más votados
trackback

[…] Cómo vencer la inseguridad y superar todos tus miedos […]

wpDiscuz