¿Te gustaría cambiar tu vida a mejor?

Descarga el ebook gratuito con las 15 claves que cambiarán tu vida de forma radical.

Descargar

Solemos creer que nuestros enemigos se encuentran alrededor nuestro, pero el peor de todos, está dentro de nosotros.

Dicen que al enemigo es mejor tenerlo cerca, y este es el caso del ego. Está en nuestras manos acabar con él antes de que él acabe con nosotros.

¿Qué es el ego?

Me gusta definir el ego como una falsa ilusión del yo. Al crear el yo a la vez estamos abriendo la puerta a una especie de guerra o competición entre la humanidad.

El ego nos hace ser arrogantes, egoístas, críticos.

Tendemos a preocuparnos constantemente en que pensarán los demás, y por lo tanto somos nosotros mismos quienes nos privamos de libertad.

Queremos ser bien vistos ante la sociedad y seguimos unas pautas que hablan sobre la normalidad.

Nuestro ego crea a lo que le llamamos “clases sociales”, y menospreciamos a los que se encuentran por debajo y hacemos la pelota a los que se encuentran por encima.

El ego necesita ser alimentado, y cuando esto no pasa nos derrumbamos ya que nos sentimos inferiores al resto. Y de hecho, esa inferioridad siempre ha estado ahí, pero la enmascaramos con la aprobación de los demás, aumentando nuestro ego.

Te habrás fijado que cuando recibes un ataque hacia tu ego te sientes hundido, humillado, avergonzado. Un cúmulo de sentimientos que te hacen sentir miserable.

Si tan guapo crees que eres, o inteligente, ¿por qué te hundes cuando te dicen feo o tonto?

En el fondo siempre nos sentimos inferiores, pero el ego es nuestro modo de huir de esa inferioridad.

¿Y si nos liberáramos del ego? Es cuando luego por fin esa inferioridad realmente desaparecería y nunca más tendríamos que alimentarlo.

¿Cómo nos perjudica el ego?

El ego está hambriento, necesita comer constantemente para no morirse de hambre, ya que si lo hiciera terminaríamos en depresión. Este alimento lo ponemos nosotros, y realmente nos causa un gran impacto en nuestra vida.

Si tuviera que decir cuales son los cimientos del ego, sin duda elegiría la imagen y el estatus social.

El ego nos arrastra a crear una falsa belleza en nosotros.

Somos capaces de anteponer nuestra imagen a nuestra salud. Hoy en día hacemos locuras para “mejorar” nuestra estética. Nos sometemos a operaciones quirúrgicas, nos gastamos fortunas, nos dañamos nuestra piel y nuestro cuerpo. Y todo por el mismo motivo, porque nos sentimos inferiores y seguimos buscando esa infinita aprobación de los demás. No podemos soportar la idea de ser “feo”. Somos incapaces.

Si por un momento nos paráramos a pensar desde lo más profundo de nuestro corazón, nos daríamos cuenta de como estamos literalmente arruinando nuestra vida por algo tan insignificante.

Por otra parte, sobre el estatus social, somos capaces de pisarnos unos a otros para subir unos escalones ficticios. Unos escalones creados en nuestra mente.

El principal alimento del estatus social es el dinero. Aquí es donde realmente creamos una guerra entre nosotros.

Es donde nace el robo, la corrupción, la avaricia, el marketing agresivo, el consumismo.

Algunos dirán que esto es supervivencia, pero, ¿no seria mejor la convivencia? Quien le sobre que le de a quien le falte, en vez de a quien le sobre le quite a quien le falte, y que así le sobre más y al otro le falte más.

Vivimos en un mundo totalmente ilógico.

¿Cómo seria mi vida sin ego?

Por fin perderías el miedo a fracasar, saldrías de tu zona de confort, de tu rutina.

Estarías preparado para explorar nuevos terrenos, lo cual no habías hecho hasta ahora por miedo a la aceptación.

Arriesgarías en lo desconocido, perdiendo el miedo al rechazo o a las críticas.

Abandonarías sensaciones negativas como la timidez, la pena, el miedo o la vergüenza.

Dejarías de ser un títere más movido por la sociedad, dependiendo siempre de su aprobación.

Y lo más importante, dejarías de hacer daño a los demás.

¿Cómo vencer al ego?

Para vencer al ego hay que trabajar en los siguientes 7 pasos:

  1. Deja de sentirte ofendido.
  2. Olvídate de ganar.
  3. Olvídate de tener razón.
  4. Olvídate de ser superior.
  5. Olvídate de tener más.
  6. Olvídate de identificarte con tus logros.
  7. Olvídate de la fama.

Poco a poco, trabajando en el sendero de la espiritualidad, y actuando desde el corazón, conseguirás olvidar.

 

Y tú, ¿crees que el ego te ha perjudicado?

¿Crees que te ha alejado de tu interior? ¿Te ha hecho sentir mal contigo mismo?

¡Cuéntamelo en los comentarios! 🙂

¡Bienvenid@ a la zona de comentarios!

19 comentarios en "Cómo vencer al ego y dar un giro radical a tu vida"

avatar
nuevos antiguos
Flora
Invitado
Flora

Hola, comprendo que este escrito tiene total razón.
Que si en lo personal siempre me importa lo que podrian pensar de mi, que difícilmente me gusta no tener la razón y lo de el estatus social definitivamente es así como nos catalogados depende lo que tienes es como me tratan. Definitivamente estoy equivocada y si cuando quebrantan mi ego me ciento muy mal y si pienzo que cuando decae el ego me sumerjo en deprecion. Todo esto es algo interno que yo lo ciento y según yo los demás no lo notan, pero creo que en realidad después de leer esto los demas si lo notan. Gracias por este artículo, deverdad me a servido. Acabo de leer también “El silencio interior y saviduria” el cual me llebo a investigar del ego. Gracias por darse el tiempo de escribir este artículo y sobretodo muchas gracias por el libro lo boy a bajar, me interesó mucho porque dice que tiene ejercicios.

Marcellus Trigoso
Invitado
Marcellus Trigoso

Me gustó, me deja pensando… ¿crees ue la religion podria ayudar en ello?; y si lo hace, ¿como lo hace?

Elsa
Invitado
Elsa

Cuando uno ha estado toda la vida actuando y viviendo de determinada forma es muy dificil cambiar,mas no imposible. Es un trabajo de todos los dias, de observarse y comprender que tenemos que cambiar para tener una vida plena y feliz. Ando en ese proceso y ya he obtenido algunos resultados. Muchas gracias por todos sus consejos y explicaciones.

Cristopher Tarango
Invitado
Cristopher Tarango

Es posible vencer el ego y no terminar en una depresion?

MichellePG
Invitado
MichellePG

Hola, recientemente me he percatado del inconsciente gran ego que llevo dentro.

Siempre he buscado el bien en todos los ámbitos de la vida, siempre he querido ser la personificación del ideal del bien… En cierto modo eso ha provocado que en ocasiones me haga antinatural socialmente.

Laboralmente, soy estudiante de Música y profesionales me han dicho que tengo talento. El problema es que ahora y desde hace bastante tiempo cada nota que toco no soy capaz de disfrutarla totalmente ya que estoy pensando que “soy especial” y tan especial que me creía(o creo) está terminando con mi yo verdadero a la hora de tocar… La solución ahí dice que es decir Adiós a la Fama… Y justo hoy lloré y me pregunté si la solución era esa… Dejar de buscar esa cima… Que yo consideraba sueño… Es todo tan confuso… Es tan difícil sentirse humilde.

Gracias por esta publicación, clarifica muy bien lo que se debe de dejar de hacer.

Espero liberarme pronto.

Mariola
Invitado
Mariola

Muchas gracias por tu artículo. Es claro y directo. Denota sinceridad y honestidad. Me surgen algunas dudas no obstante, que humildemente te planteo. Cual es el límite entre ego y autoestima? Cual es el límite entre ofendido y agredido? Gracias

Rosa
Invitado
Rosa

Acabo de sufrir una de tantas traiciones humanas y en este caso es el engaño de mi pareja con otra llevando doble vida con ambas, este comportamiento es abominable pero no entraré en juicios, para eso está la ley del universo y su propio karma..
Ayer me desdoble permitiendome sacar el dolor a través de mis lágrimas hasta el punto de vomitar y casi marearme, me permiti romper mis adentros para dar paso a lo que hoy siento. PAZ
Se que aún me queda por sanar y perdonarme ahora solo necesito creer que solo yo puedo destruir me o Renovarme, el problema se presenta cuando corazón y mente no se encuentra.
Un abrazo y gracias por Ser.
.

GUILLERMINA
Invitado
GUILLERMINA

EL DIA DE HOY QUISE VER QUE ERA LO ME HACIA SENTIRME ENFERMA ,AGRESIVA, CONFUNDIDA Y LLOROSA, AL LEER SU ARTICULO ME DI CUENTA QUE EL MAL NO ERA FISICO SI NO ESPIRITUAL . MI EGO SE ESTABA APODERANDO DE MI VIDA, DE HECHO HOY ME PERDI LA CLASE DE NATACION … NO PODÍA ME DECÍA A MI MISMA. ENCONTRE MI SALVACION ….MIL GRACIAS POR ESTAR AHÍ.
VENCERÉ ESE MAL, GRACIAS A DIOS Y A USTED.

Danielxp
Invitado
Danielxp

Gracias