desdelaraiz.com

Hola soy Bernat, fundador de Desde la Raíz

Quiero compartir contigo multitud de enseñanzas y aprendizajes que he adquirido a través de la filosofía budista para que tu también puedas transformar tu vida por completo. 🙂

Hola soy Bernat, fundador de Desde la Raíz

Quiero compartir contigo multitud de enseñanzas y aprendizajes para que aprendas a combatir tu sufrimiento y empieces a disfrutar de la vida como te mereces. Porque tú también tienes derecho a ser feliz. 🙂

¿Sientes que tu vida está llena de sufrimiento?

¿Necesitas un cambio pero no sabes por donde empezar?

¿Quieres convertirte en una persona sabia y feliz?

Se como te sientes. Yo también lo he vivido.

Se como te sientes. Yo también lo he vivido.

Perdido. Sin rumbo. Sin saber hacia donde ir.

He sufrido miedos, inseguridades, traumas. Sentimientos negativos. Heridas mal cicatrizadas. Pérdidas no superadas. Desamores. Problemas de salud.

¿Has sentido nunca que navegas por un gran océano lleno de sufrimiento? Tienes la esperanza de que algún dia salga el sol pero… ¿La tormenta sigue ahí azotándote con fuerza?

El sol está dentro de ti. Y en ti está el poder de que brille y te ilumine. 🙂

Estoy aquí para ayudarte

Has dado el primer paso y sin duda el más importante. Estás decidido a buscar soluciones a tus problemas y a aprender para poder extinguir el sufrimiento que experimentas día tras día.

Primero de todo te invito a suscribirte al blog. Tranquilo. Es gratuito. De este modo estaremos en contacto y podré enviarte mis mejores recomendaciones para que sigas progresando en esta nueva etapa de tu vida. Además, tengo dos sorpresas preparadas para ti. 🙂

Test de la Felicidad

Test de 20 preguntas que calcula tus probabilidades de ser feliz en el futuro según tu personalidad.

Transforma tu Vida

Pequeña guía donde te cuento el método para empezar a transformar tu vida.

SUSCRÍBETE Y ACCEDE A TUS REGALOS

Un resumen de mi vida...

En mi infancia tuve que atravesar algunos problemas de salud. Nací con una estenosis del conducto que va del riñón al uréter, y eso me provocaba fuertes dolores sin que pudiera beber ni comer durante días, ya que cualquier cosa que ingiriera la vomitava. Con 14 años, antes de operarme, pesaba 29kg… 😔

Durante la infancia y la adolescencia mis mayores problemas parecían ser más bien físicos y no emocionales. A pesar de todo era feliz y aún tenía ganas de vivir. Aún soñaba con hacer grandes cosas.

Todo se derrumbó cuando llegó el momento de “crecer y hacerse mayor”.

Todo aquello que nos inculcan desde pequeños a través del colegio, nuestros padres, la televisión, Internet, entre muchas otras cosas, nos envenena por dentro hasta que la bomba estalla.

Antes de ser adulto tenía sueños y objetivos. Tenía responsabilidades que no podía esquivar, como el colegio. Tenía muy claro lo que tenía que hacer y no tenia que preocuparme por nada más: estudiar, aprobar, comer, dormir y jugar.

Pero llega un dia en que todo cambia…

Tuve que empezar a tomar mis propias decisiones. ¿Sigo estudiando? ¿Busco trabajo? ¿De qué? ¿Qué hago? Lo normal seria intentar hacer una carrera, o eso es lo que dice todo el mundo, y así poder encontrar un buen trabajo y cobrar bien.

No nos engañemos. Estoy perdido. No se que estudiar. No me gusta nada. Ahí es cuando empiezo a saltar de un curso a otro fracasando estrepitosamente en cada uno de ellos. 😥

¿Qué provocó en mi el hecho de equivocarme tantas veces? Me sentia como un fracasado. Me volví inseguro e indeciso. Entré en una espiral de duda y sentía que no tenía nada claro y que quizás no servía para nada.

Entonces me dije a mi mismo; algo tendré que hacer, ¿no? Me puse a trabajar, y tenía tanto miedo que eso me impedía hacerlo con confianza y seguridad. Aún me perseguia ese sentimiento de que era un fracasado en la vida…

Sufrí varios despidos. Y ahí todo se juntó. No sabía a que dedicarme y todo lo que probaba era un nuevo fracaso en mi vida. Laboralmente no servía para nada ya que no confiaba en mi mismo. Y no solo eso, sino que cuando me sonaba el despertador para ir a trabajar tenía ganas de morirme de las pocas ganas que tenía de ir.

Conclusión. A ver si alguien me pega un tiro en la cabeza y todo eso que me ahorro.

Empecé a ir por el mal camino, abocándome a la fiesta y el alcohol. Pero… Te puedo decir que no hay peor sentimiento que cuando te levantas por la mañana, con resaca, y recordando lo inútil que eres y ver como defraudas a tus padres día tras día.

Tenía que hacer algo para salir de ahí. Mi vida estaba llena de sufrimiento, dolor y tristeza. Llegué a todos mis limites. O luchaba para cambiar o prefería morir y acabar con ello de una vez. Seguir igual no era una opción.

Desde pequeño siempre tuve un gran sueño. VIAJAR. La esperanza de viajar y ver mundo algún dia era lo único que me daba fuerza, y tenía que aprovecharlo.

Fue entonces cuando me puse a trabajar como repartidor de suministros mecánicos y así empezar a ahorrar. Tenía ese gran sueño en mente a cada momento, y eso me daba fuerza para esforzarme como el que más. Poco a poco me fui sintiendo más valorado y empecé a recuperar la confianza en mi mismo.

Finalmente llegó el dia en que compré los billetes de avión. Estaba decidido a cumplir mi gran sueño e iba a hacerlo solo. Me fui 2 meses por Tailandia y Filipinas.

A veces pienso… ¿Cómo te fuiste solo con lo miedoso que eras? Había una fuerza en mi interior que me empujaba hacia ello. Era superior a mi y en ningún momento dudé en dar el paso. Ya no había marcha atrás ya que esa era mi razón de vivir.

En Filipinas estuve un mes en un templo, y mi interés por la filosofía budista y el crecimiento personal siguió en aumento.

Volví renovado, y desde entonces no he parado de intentar seguir aprendiendo día tras día.

Al final comprendí cual era mi propósito en la vida, y lo sigo manteniendo a día de hoy. No quiero que haya sufrimiento en el mundo. Quiero que la gente sea feliz.

Descubrí que las nuevas tecnologías me gustaban y se me daban bien, y empecé a formarme hasta llegar a donde estoy hoy. Construí este blog, y quiero usarlo como un canal de difusión de contenidos para ayudar a personas que quieran dejar de sufrir y aprender a ser felices.

Por mi parte estoy feliz, ya que justo ahora me estás leyendo y por tanto ya he logrado mi sueño. 🙂

PD: No he hablado sobre otros temas que también han sido causa de mi sufrimiento y el de la mayoría de las personas, como por ejemplo las relaciones sentimentales. Mi intención no era escribir un libro, sinó que conocieras las principales etapas que he atravesado a lo largo de mi vida.

En mi infancia tuve que atravesar algunos problemas de salud. Nací con una estenosis del conducto que va del riñón al uréter, y eso me provocaba fuertes dolores sin que pudiera beber ni comer durante días, ya que cualquier cosa que ingiriera la vomitava. Con 14 años, antes de operarme, pesaba 29kg… 😔

Durante la infancia y la adolescencia mis mayores problemas parecían ser más bien físicos y no emocionales. A pesar de todo era feliz y aún tenía ganas de vivir. Aún soñaba con hacer grandes cosas.

Todo se derrumbó cuando llegó el momento de “crecer y hacerse mayor”.

Todo aquello que nos inculcan desde pequeños a través del colegio, nuestros padres, la televisión, Internet, entre muchas otras cosas, nos envenena por dentro hasta que la bomba estalla.

Antes de ser adulto tenía sueños y objetivos. Tenía responsabilidades que no podía esquivar, como el colegio. Tenía muy claro lo que tenía que hacer y no tenia que preocuparme por nada más: estudiar, aprobar, comer, dormir y jugar.

Pero llega un dia en que todo cambia…

Tuve que empezar a tomar mis propias decisiones. ¿Sigo estudiando? ¿Busco trabajo? ¿De qué? ¿Qué hago? Lo normal seria intentar hacer una carrera, o eso es lo que dice todo el mundo, y así poder encontrar un buen trabajo y cobrar bien.

No nos engañemos. Estoy perdido. No se que estudiar. No me gusta nada. Ahí es cuando empiezo a saltar de un curso a otro fracasando estrepitosamente en cada uno de ellos. 😥

¿Qué provocó en mi el hecho de equivocarme tantas veces? Me sentia como un fracasado. Me volví inseguro e indeciso. Entré en una espiral de duda y sentía que no tenía nada claro y que quizás no servía para nada.

Entonces me dije a mi mismo; algo tendré que hacer, ¿no? Me puse a trabajar, y tenía tanto miedo que eso me impedía hacerlo con confianza y seguridad. Aún me perseguia ese sentimiento de que era un fracasado en la vida…

Sufrí varios despidos. Y ahí todo se juntó. No sabía a que dedicarme y todo lo que probaba era un nuevo fracaso en mi vida. Laboralmente no servía para nada ya que no confiaba en mi mismo. Y no solo eso, sino que cuando me sonaba el despertador para ir a trabajar tenía ganas de morirme de las pocas ganas que tenía de ir.

Conclusión. A ver si alguien me pega un tiro en la cabeza y todo eso que me ahorro.

Empecé a ir por el mal camino, abocándome a la fiesta y el alcohol.

Pero… Te puedo decir que no hay peor sentimiento que cuando te levantas por la mañana, con resaca, y recordando lo inútil que eres y ver como defraudas a tus padres día tras día.

Tenía que hacer algo para salir de ahí. Mi vida estaba llena de sufrimiento, dolor y tristeza. Llegué a todos mis limites. O luchaba para cambiar o prefería morir y acabar con ello de una vez. Seguir igual no era una opción.

Desde pequeño siempre tuve un gran sueño. VIAJAR. La esperanza de viajar y ver mundo algún dia era lo único que me daba fuerza, y tenía que aprovecharlo.

Fue entonces cuando me puse a trabajar como repartidor de suministros mecánicos y así empezar a ahorrar. Tenía ese gran sueño en mente a cada momento, y eso me daba fuerza para esforzarme como el que más. Poco a poco me fui sintiendo más valorado y empecé a recuperar la confianza en mi mismo.

Finalmente llegó el dia en que compré los billetes de avión. Estaba decidido a cumplir mi gran sueño e iba a hacerlo solo. Me fui 2 meses por Tailandia y Filipinas.

A veces pienso… ¿Cómo te fuiste solo con lo miedoso que eras? Había una fuerza en mi interior que me empujaba hacia ello. Era superior a mi y en ningún momento dudé en dar el paso. Ya no había marcha atrás ya que esa era mi razón de vivir.

En Filipinas estuve un mes en un templo, y mi interés por la filosofía budista y el crecimiento personal siguió en aumento.

Volví renovado, y desde entonces no he parado de intentar seguir aprendiendo día tras día.

Al final comprendí cual era mi propósito en la vida, y lo sigo manteniendo a día de hoy. No quiero que haya sufrimiento en el mundo. Quiero que la gente sea feliz.

Descubrí que las nuevas tecnologías me gustaban y se me daban bien, y empecé a formarme hasta llegar a donde estoy hoy. Construí este blog, y quiero usarlo como un canal de difusión de contenidos para ayudar a personas que quieran dejar de sufrir y aprender a ser felices.

Por mi parte estoy feliz, ya que justo ahora me estás leyendo y por tanto ya he logrado mi sueño. 🙂

PD: No he hablado sobre otros temas que también han sido causa de mi sufrimiento y el de la mayoría de las personas, como por ejemplo las relaciones sentimentales. Mi intención no era escribir un libro, sinó que conocieras las principales etapas que he atravesado a lo largo de mi vida.

¿Estás decidido a dar el primer paso?

Si no me equivoco, creo que has llegado a mi porque has tenido una vida complicada. Te entiendo. Quizás yo no haya pasado por lo mismo que tu, pero los dos hemos experimentado el sufrimiento del mismo modo y sabemos lo duro que es.

Ahora es momento de que apuestes por el cambio. ¡Di basta y toma las riendas de tu vida! Y para que empieces con buen pie esta nueva etapa te he preparado dos sorpresas. 🙂

Test de la Felicidad

Test de 20 preguntas que calcula tus probabilidades de ser feliz en el futuro según tu personalidad.

Transforma tu Vida

Pequeña guía donde te cuento el método para empezar a transformar tu vida.

ACCESO AL TEST Y A LA GUÍA